Video llamada / Teletrabajo con doctor

Retinopatía diabética

Oftalmología.
23/11/2021 | Oftalmológicos

La retinopatía diabética es un tema muy importante porque es altamente frecuente en las personas que tienen diabetes, de hecho, es un problema de las venas y arterias internas, específicamente en la retina del ojo. Si se pudiera imaginar el ojo como una cámara fotográfica, el rollo de la cámara sería el equivalente a la retina, por ende, la parte más importante, porque es la que se encarga de convertir la luz en información. Las venas internas del ojo pueden llegar a reventarse internamente en el ojo una vez se tengan 5, 10 o 15 años con diabetes y uno no puede darse cuenta de eso desde la parte externa, únicamente con las revisiones oftalmológicas; entonces el que estas venas se dañen en la retina, puede culminar en el daño de la visión y esta una vez se dañe, si no se trata, puede terminar en casos graves como discapacidad visual o ceguera. 


RELACIÓN DE LA INSULINA Y LA RETINOPATÍA DIABÉTICA

Se llegó a decir que la insulina daba una progresión a la retinopatía diabética, cuando no es cierto, la insulina es uno de los mejores métodos para controlar la diabetes, el uso de la insulina y el control de la diabetes en general ayuda a que la retinopatía diabética no se presente o no progrese. Los principales factores de riesgo que alguien puede presentar para desarrollar retinopatía diabética, es el mal control del azúcar o la glucosa, de la presión arterial y tener elevados los triglicéridos y el colesterol, aparte de tener hábitos sedentarios, mala dieta o tener otros factores de riesgo como el síndrome metabólico. 


EXCESO DE GLUCOSA Y LA RETINA 

El exceso de glucosa llega a dañar las venas y arterias más pequeñas de nuestra retina y cuando estas se dañan la sangre ya no fluye bien, por esto pueden pasar dos cosas, o se tapan las arterias y ya no puede pasar la sangre con el oxigeno o se tapan las venas y al pasar esto no hay retorno de la sangre, entonces cuando estas se tapan dejan de proveer sangre con oxígeno nutriente a la retina. Otra cosa que puede pasar con las venas y las arterias es que se revienten, entonces la sangre, la grasa o colesterol que va dentro, sale al espacio por fuera de cualquiera y se riega en la retina y cuando pasa esto, puede dañar de manera permanente o transitoria la visión; de tal manera que cuidar siempre que nuestras venas y arterias no estén tapadas ni reventadas dentro de nuestra retina, esto se debe tomar en cuenta siempre que se tenga diabetes y revisarse una vez al año, para evitar pérdida de visión. 


DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la retinopatía diabética tiene que ser por un oftalmólogo, también hay algunos optometristas identificados que pueden hacer esta revisión y actualmente cada vez más se puede llegar a utilizar una cámara que toma una fotografía del fondo del ojo y se le envía a un oftalmólogo para que esta la interprete; la revisión más convencional o lo más común es que se tenga que acudir al oftalmólogo, que se apliquen gotas especiales para dilatar la pupila y que con esta dilatación pupilar que nos hace ver borroso como unas 3-4 horas, podamos asomarnos al interior del ojo y que podamos analizar toda la retina; el nervio óptico, la parte central de la retina, sus venas, sus arterias y que podamos ver si alguna de estas tiene daño, como que se hayan tapado o reventado, porque hoy en día tenemos terapias que pueden contrarrestar el daño de la retinopatía diabética. 


TRATAMIENTO

El tratamiento de la retinopatía diabética consta de los hábitos higiénicos dietéticos y del control metabólico, esto quiere decir que hay que controlar la glucosa, la presión arterial, el colesterol,  los triglicéridos y que tenemos que modificar nuestra dieta y hacer ejercicio de tal manera que tengamos hábitos saludables y una vez que se ha logrado esta meta, oftalmológicamente cuando los pacientes tiene algún grado de daño, tenemos 3 herramientas para tratar los casos que ya tienen la afectación ocular, que pueden llegar a ser del 30-40% de todos los pacientes con diabetes; de los tratamientos el más importante es el tratamiento con láser que es la piedra angular debido a que puede disminuir la pérdida de visión severa a largo plazo; a el láser se le suman las inyecciones intraoculares de medicamentos que se llaman anti angiogénicos y esto da un efecto benéfico duradero, sin embargo, la piedra angular para el tratamiento de la retinopatía diabética es el láser y solo para los casos más severos o mas agresivos es donde podemos llegar a necesitar de la cirugía, sin embargo, en orden de importancia, el láser es el de más importancia, el anti angiogénico se le suma y con menor frecuencia cuando es necesario, la cirugía puede ser la solución. 


REVISIONES OFTALMÓLOGICAS 

Las revisiones oftalmológicas en cuanto a retinopatía diabética o problema de los ojos relacionados con diabetes, tienen que ponerse como meta que sean cada año, esto es muy importante porque la retinopatía diabética y otras enfermedades como las cataratas, el glaucoma y los problemas de la hipertensión dentro del ojo no son problemas en general agudos, normalmente el daño que nosotros vemos tomó muchos meses o años en desarrollarse, es decir, son enfermedades lentas que no urgen su revisión al instante; si es cierto que si lo podemos revisar cada año, año con año notaremos algún cambio y en algún punto pueden llegar a ser indicativo de tratamiento y un tratamiento a tiempo puede prevenir pérdida de visión en el futuro. 


COMPLICACIONES

La retinopatía diabética puede ser una enfermedad grave, si bien es cierto que solamente entre el 30-40% de las personas con diabetes lo van a presentar, ese porcentaje de personas pueden llegar a tener problemas severos de pérdida de visión y esta nunca es de un día para otro, usualmente es un problema crónico que se va desarrollando a lo largo de los años; esto es bueno y malo, es bueno porque nos da tiempo para tratarlo, pero es malo porque como es un cambio muy pequeño a lo largo del tiempo, a veces no se dan cuenta de que están perdiendo la visión y cuando se dan cuenta es algo tarde; mientras más tarde se llega al diagnóstico, la retina puede llegar a un nivel que no podemos ayudar o no podemos promover que la recuperación de la visión sea del 100%, es decir, a más tarde en el diagnóstico el pronóstico visual es más sombrío y cuando los pacientes dejan pasar esa pequeña raya a partir de la cual no podemos ayudar ni con cirugía ni con láser pueden estar en un estadio en el cual el desenlace del problema sea la ceguera y hoy en día si los pacientes pudieran atenderse a tiempo el 98% de los casos de pérdida de visión serían prevenibles, sin embargo, dado que casi nadie se revisa los ojos, en México la retinopatía diabética y la diabetes son las principales causas de ceguera y de discapacidad visual en el país, de tal manera que las complicaciones pueden ser graves porque puede haber hemorragias, desprendimiento de retina o casos que no podemos solucionar del todo, ni en quirófano, entonces es muy importante que todos los pacientes con diabetes se revisen una vez al año sus ojos.  


RECOMENDACIONES

Cuando se tiene diabetes se tiene que hacer algo que sea del conocimiento popular y en México el 90% de los pacientes no se ha revisado los ojos. En conclusión, es de gran relevancia que le digamos a todos nuestros conocidos, amigos y familiares que es importante que nos revisemos los ojos una vez al año, porque a veces llegamos a la revisión cuando ya es demasiado tarde o cuando ya tenemos daño establecido y si podemos apoyar oftalmológicamente, el pronóstico ya no es tan bueno a que si un paciente llega sin haber tenido o presentada pérdida de visión, entonces, ayúdenme a que ese 90% de personas con diabetes que no se han revisado en México, vayan, acudan y se revisen una vez al año de aquí en adelante. 


Por Dr. David Rivera



Dr. David Rivera Foto
Por Dr. David Rivera
Oftalmología Agenda una cita
Temas Relacionados
Busca un especialista en Oftalmología
Comentarios